Hoy no me puedo levantar: 10 razones

Especialmente destructivo me he levantado hoy. Y cansado. Tan hasta los cojones que tendría que haberme quedado en la cama.

Primero, una odisea en forma de nevisca y frenazos incontrolados para llegar a currar.

Segundo, no había ningún ordenador libre con el que desahogar mi rabia interior en forma de post.

Tercero, me he pasado la puta mañana pasando pruebas a limpio porque me voy a largar de allí y tengo que entregarlas antes de decirles, ufano: “Señores, ahí se quedan”. Y me da pena por algunas de las personas que allí trabajan. Porque no sé si las volveré a ver cuando me marche a mi nuevo destino manchego. En fin, recogeré los pedacitos de estoicidad gladiadora que me queda y los pegaré el día antes de la despedida. Los hombres no lloran, que dijo alguien.

Cuarto, se retrasa mi incorporación a mi nueva actividad profesional. 1 mes. Puta mierda. Bono, dales una colleja.

Quinto, hace un día de perros, de esos que agriarían su carácter campechano al Rey Don Juan Carlos si es que conoce el significado de esa palabra. Raikonen, por fin sé por qué eres casi tan maleducado e imbécil como Fernando Alonso.

Sexto, porque ser estoico no te arregla la vida en un día de estos en que NO te encanta ser hombre, sino que te cambiarías por un escarabajo pelotero, todo el día jugando entre mierda y sin nadie que te llame guarro. Con el calorcito que da el estiércol.

Séptimo (como el más nefasto Fernando que gobernó esta nación de quijotes), porque mañana no puedo ir a trabajar en coche y tengo que levantarme media hora antes para coger el bus de la empresa.

Octavo, porque se me acaba la pasta a pasos agigantados y necesito un nuevo chute de leuros.

Noveno, porque me ha llamado un subnormal de Digital + diciendome que me van a regalar chorripicientos canales hasta Mayo, llegado el cual pagaré una cuota aún más alta si es que no me doy de baja por teléfono. El único regalo mejor que podríais hacerme es una bomba lapa.

Décimo, porque mañana empieza la Primavera, pero el día de hoy pertenece al General Invierno. Y eso me deprime.

 Undécimo y último: porque me he pasado la tarde entera en casa, sin nada mejor que hacer. Al final lo he arreglado escribiendo esto. ¿Veis? Hoy ha sido un día horrible. Por eso lo mejor del día me pasa al final.

 PD: si viene mi menstruación a recordarme que no soy mujer, la pego un tiro. Y que me denuncien por violencia de género.

Anuncios

Nevaditos burgaleses

Pues es lo que pasa cuando nieva… Que los de Burgos nos quedamos incomunicados. Un clásico de cada año, al nivel del Madrid – Barça o de las Burbujas de Freixenet. Ningun monumento sin su gamberrada, ningún burgalés sin su tonelada de nieve. Los lemas de mi ciudad. Menos mal que emigro en breve (¡noticia, noticia!). 

Porque oficialmente hoy es Invierno, aunque hace dos días -literalmente- se vio alguna foca monje tostándose al sol en las playas levantinas. Porque este Ayuntamiento no ha echado sal hasta que el desastre era inminente. Porque a golpe de paladas, evitamos tu arterioesclerosis. Porque tú lo vales. Queremos joderte. A base de bien.