La nueva “Plei”

ps3-powered-by-apple-200607070702186441.jpg

Hace ya años, unos 5 o así, salió un engendro de las fauces del Sol Naciente. Era la nueva Playstation 2, con deuvedé y una prometida conexión a Internet. Costaba 70000 calas, así que los mortales nos la compramos cuando bajó a la mitad. Encima, era difícil de programar, con lo que los juegos de los 2 primeros años no eran gran cosa, salvo honrosas excepciones. Pero después de usarla durante esos 3 años, puedo decir que los 250 euros de entonces estaban bien invertidos. Muchos ratos de diversión, gráficos decentes (para una consola), fácil de manejar, sin jaleos de configuración o tarjetas gráficas chirripifláuticas. En resumen, una maravilla de la tecnología nipona, con muchos juegos en su haber de los cuales un porcentaje significativo eran joyas de la programación.

 Ahora, a finales de 2006, ha aparecido en tierras yankees y japonesas su secuela, la “Plei trés”. Y lo digo así porque para muchos españoles consola significa “La Plei”. Recientemente fechado su lanzamiento europeo para el 23 de marzo, las tiendas de videojuegos no dejan de secarse la baba que les rezuma en vistas de la cantidad de lerdos que se abalanzarán sobre ella, ávidos de una nueva máquina. Lerdos es un término que suena muy duro, pero es así: ¿qué persona en su sano juicio puede gastarse 600 euros en una consola para jugar?. Sí, sí, tiene Blu-ray, el nuevo formato de vídeo, pero… ¿cuántas películas hay en este formato? ¿cuánto cuesta un reproductor sólo de Blu-ray? ¿qué currante se puede permitir gastarse ese pastón en una máquina que lo único que sirve es para jugar y ver películas?.

 Sony suma y sigue, y sabe que mientras haya bakalas y porreros que quieran su Plei para jugar al “Proevolusionsocer”, niñatos pijos que no piensan currar en su vida, y niños semiabandonados por sus padres cuyo único compañero en las largas tardes sea su Plei, seguirán vendiendo como rosquillas.

 Y todo esto sin pensar en el inquietante tema que les ronda por la cabeza a Sony: que Europa es Borreguilandia. La consola sale casi medio año más tarde que en el resto del mundo, a un precio más elevado (en Japón cuesta 300 euros al cambio, y en los EEUU costó 600 dólares, no euros), y ni siquiera ofrecen la posibilidad de elegir la versión recortada, con menos disco duro y a menos precio.

En fin… Dicen que las mascotas se parecen a sus dueños, pero a partir de ahora, adaptaremos el refrán a las consolas. Sin rencor. Sin acritud. Sin vaselina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: